Las exportaciones del sector agro de Andalucía a China alcanzan en 2017 los 233 millones. De esta forma la comunidad se posiciona en la segunda posición como exportadora de alimentos al país asiático. Con el 19,7% del total nacional, solo es adelantada por Cataluña con el doble de ventas y Aragón con 109 millones.

La posición destacada de la comunidad andaluza se debe a la expansión de las empresas exportadores del sector: en una década han duplicado su número hasta alcanzar las 195 en el último año.  Este avance también ha caracterizado a las firmas exportadoras regulares, que crecen más del doble hasta llegar a las 66 durante 2017.

En China, las provincias de Sevilla, Granada y, por último, Malaga son las que mayor número de ventas concentran en el continente. En primer lugar, se posiciona la provincia sevillana al vender durante el pasado año por valor de 80 millones, lo que supone el 35% del total. Cerca se sitúa Granada, que cuenta con 59 millones, el 25,2% del total y un aumento del 40%; y Málaga, con 58 millones, el 24,7% del total.

Por último, Córdoba se sitúa en último lugar con 18 millones (7,8% del total) y un incremento del 65%; seguida de Jaén, con 12,9 millones (5,6%) y alza del 3,7%; y Cádiz, con 4,2 millones (1,8% del total).

El principal producto agroalimentario exportado por Andalucía a China es el aceite de oliva, que copa la mitad de las ventas al facturar 115 millones y crecer un 7% respecto a 2016. Le siguen las carnes y despojos congelados, con 50 millones, el 21,4% del total; las preparaciones alimenticias diversas, con 34 millones (14,4%) y un aumento del 59%; otros productos de origen animal, con 11,5 millones (4,9%) y alza del 19,5%; y las frutas, con 7,1 millones (3%) y casi el triple de ventas que en 2016.

Estas cifras muestran la diversificación geográfica de las ventas del agro andaluz en el mundo y su avance en el continente asiático, ya que en menos de una década (2009-2017) las exportaciones de alimentos y bebidas a China se han multiplicado por siete.